ANÁLISIS QUINCENAL: Latin America Update, February 28, 2011

Issue: Research
Country: International
This article also in:
Facebook logoTwitter logo
By Carlos Monge, RWI Latin America Regional Coordinator
With Claudia Viale and Felipe
Bedoya
  • Golpe a la minería informal en el Perú.
  • Ecuador firma contrato de compra- venta de crudo con China.
  • Consejero de PEMEX plantea algunas propuestas para revertir la actual situación de la compañía.

  • Golpe a la minería informal en el Perú.

    La minería informal en Madre de Dios, región del Perú situada en el suroriente de su territorio, ha provocado la deforestación de 18 mil hectáreas de bosques en la Amazonia. También ha provocado la contaminación del rio Madre de Dios con el mercurio que es utilizado para extraer oro, causando un grave impacto no solo en el ambiente, sino también en la salud de la población debido a que las comunidades aledañas al rio consumen los peces que les provee el rio. El trabajo infantil y la prostitución de menores también están vinculados a esta actividad.

    Frente a esta situación, el gobierno aprobó el 18 de febrero el Decreto de Urgencia N° 004 que faculta a los miembros de la Fuerza Armada y Policía Nacional a desplegar una operación militar y policial contra la minería informal para controlarla, medida avalada por los Decretos de Urgencia 007-2011 y 012-2010 que declaran de interés nacional y de ejecución prioritaria el control de la minería aurífera informal en la región de Madre de Dios.

    De esta manera, el 19 de febrero, alrededor de 1500 agentes militares y policiales procedieron a la destrucción de doce dragas ubicadas a lo largo de 200 kilómetros en el rio Madre de Dios. Las dragas son embarcaciones flotantes que utilizan los mineros informales para succionar el fondo del rio con potentes motores hidráulicos para extraer el barro que contiene el oro, el cual luego es comercializado en Brasil y Bolivia.

    Se estima que, en total, existen alrededor de 250 maquinas utilizadas para extraer el mineral a lo largo del rio, sin embargo las doce dragas que fueron destruidas eran consideradas altamente perjudiciales, debido a que por su gran tamaño utilizaban una gran cantidad de mercurio y combustible. Estas dragas están valorizadas en USD 250 mil cada una, y según los Ministros de Defensa y del Interior su compra es financiada por mafias de origen chino presentes en la zona, pues un minero informal no podría adquirirlas debido a su alto costo.

    Si bien son aproximadamente 500 personas las que operaban las doce dragas destruidas, en Madre de Dios al menos el 30% de la población está vinculada a este negocio y existen alrededor de 10,000 mineros informales que operan en las zonas aledañas al rio.

    La Federación Minera de Madre de Dios (FEDEMIN) convocó a un paro regional el 23 de febrero en protesta por las acciones emprendidas por los ministerios del Ambiente, Defensa y del Interior. Los representantes de FEDEMIN sostienen que hubo una destrucción indiscriminada de estas maquinas, pues no se diferenció a mineros formalizados y los que están en proceso de serlo.

    Sin embargo, el Ministro del Ambiente, Antonio Brack, afirmó que a los mineros informales se les dio el plazo de un año para formalizarse, pero que no lo hicieron porque no iban a obtener las licencias necesarias o porque buscan seguir evadiendo impuestos. Ciertamente, la minería aurífera informal en Madre de Dios genera más de USD 800 millones al año y no paga ningún tipo de impuesto.

    Por el momento un contingente militar y policial vigilará de forma permanente la presencia de los mineros informales, y cumplirán con labores de prevención y fiscalización de la minería informal en Madre de Dios.

    La minería informal existe desde hace mucho tiempo en Madre de Dios. Sin embargo en las últimas dos décadas el empleo de maquinaria pesada para extraer el oro –lo que marca un diferencia fundamental con la clásica minería artesanal- ha elevado y extendido a niveles incontrolables la destrucción del bosque y la contaminación de suelos y aguas. La eliminación de las dragas es un primer paso dado por el gobierno para luchar contra esta actividad que es perjudicial para el ambiente y la población, pero todavía quedan pendientes otras medidas que logren formalizar este tipo de minería y todas las demás, como exigir que esté sujeta al cumplimiento de leyes ambientales, el pago de impuestos y la promoción de actividades alternativas como el ecoturismo.

    back to top

    Ecuador firma contrato de compra- venta de crudo con China.

    El 22 de febrero, el Ministro de Finanzas ecuatoriano, Patricio Rivera, anunció la firma del contrato de compra y venta de crudo entre Petroecuador y Petrochina, por el cual Ecuador recibe como pago adelantado USD 1,000 millones a cambio de 69 millones de barriles de petróleo que serán embarcados hacia China durante dos años, a partir de agosto próximo.
     
    La firma de este contrato es la renovación de un primer convenio que fue firmado en julio del 2009 entre ambas petroleras estatales y que vencerá dentro de cinco meses. Según Rivera, los fondos provenientes de este acuerdo serán utilizados para financiar proyectos de inversión contemplados en el Presupuesto del Estado del 2011.

    No obstante, para algunos analistas no se trataría de acuerdo de compra y venta de crudo a futuro como cualquier otro, pues las condiciones de intercambio establecen el pago por parte del Estado ecuatoriano de una tasa de interés de 7.08% por el adelanto del dinero, tal como se estableció también en el acuerdo firmado en el 2009.

    Asi, para el abogado petrolero Luis Calero, el acuerdo firmado no es un contrato de compra y venta a futuro sino un préstamo por parte de China, el cual se garantiza con petróleo y el dinero adelantado se cancela con el pago de intereses. Si se tratase de una venta anticipada de crudo como cualquier otra, sostiene Calero, no cabria el cobro de intereses.

    Según el analista Daniel Legarda, lo que más debería de preocupar al gobierno es el costo de oportunidad del acuerdo suscrito con China, pues no sólo se deja de vender petróleo a un precio de 100 dólares por barril, sino que además el Estado pagará por el dinero que obtiene una tasa de interés muy alta en comparación con otros prestamistas, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial (BM), que ofrecen tasas que alcanzan un máximo de 4%.

    En la misma línea de crítica a este acuerdo, el dirigente petrolero Diego Cano, señaló que el endeudamiento externo es perjudicial para los intereses de Ecuador porque compromete una significativa cantidad de volúmenes de crudo exportable disponible, el cual podría ser vendido en el mercado internacional en mejores condiciones y por tanto, generar mayores ingresos para el país. Para las voces críticas, este tipo de arreglo es aun menos justificable si se toma en cuenta que China tiene planeado vender parte del petróleo ecuatoriano a distribuidores intermedios a un mayor precio. Es decir, China cobra intereses altos por el préstamo y hace una nueva ganancia revendiendo a precios altos el petróleo que recibe como pago por ese mismo préstamo.

    Por su parte, el Ministro de Finanzas ha señalado que lo más importante es que el préstamo ha permitido que el país cuente con los fondos necesarios para impulsar los planes priorizados por la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo en el Presupuesto Nacional de este año. Otra parte de los recursos serian invertidos en el Plan Maestro de Petroecuador, que prevé proyectos para los próximos seis años, así como para cancelar otras deudas por créditos adquiridos. Rivero señaló además que este acuerdo es un fortalecimiento comercial entre las petroleras estatales de ambos países, al que llamó "Alianza Estratégica con la segunda economía del mundo".

    China es el segundo mayor importador mundial de crudo –las importaciones de crudo subieron en 27% respecto al año pasado- y consume al menos del 10% de los suministros mundiales de este hidrocarburo. El acuerdo firmado con Ecuador muestra que los requerimientos petroleros de China continúan aumentando alrededor del mundo –pues también ha suscrito acuerdos de compra de hidrocarburos con Venezuela y Canadá- pero también revela cómo aumenta la dependencia económica de los gobiernos exportadores de petróleo respecto de las actividades extractivas.

    Esta creciente dependencia respecto del petróleo, ahora también como instrumento financiero para garantizar préstamos necesitados por el gobierno central, requiere de cada vez mayores niveles de transparencia con el objetivo de disminuir la corrupción en el sector petrolero ecuatoriano. Para ello sería necesario que la opinión pública y diversas organizaciones de la sociedad civil puedan tener acceso a los términos y condiciones del contrato suscrito entre el gobierno ecuatoriano y la petrolera estatal china, así como de cualquier otro contrato que se suscriba en el futuro.

    Por último, a raíz de la firma de este contrato salen a la luz algunas posibles hipótesis respecto a la estrategia detrás de los requerimientos petroleros chinos. Por una parte, China podría especular con el petróleo adquirido, pues no siempre es destinado a satisfacer su consumo interno, sino que otras veces estos stocks son puestos en el mercado internacional a un precio mayor al que fue adquirido. Por otro lado, es posible que China venda el petróleo ecuatoriano para comprar otro de distinta calidad según sus propias necesidades. Una mirada a las últimas movidas petroleras chinas podría darnos idea de que tendencia es la que se impone.

    back to top

    Consejero de PEMEX plantea algunas propuestas para revertir la actual situación de la compañía.

    Una de las principales dificultades que enfrenta actualmente la empresa petrolera estatal Petróleos de México (PEMEX), es la transferencia de alrededor de 65% del total de los ingresos petroleros obtenidos en el 2010 al gobierno federal, los cuales son utilizados principalmente para financiar el gasto público.

    En los últimos años, los aumentos de gasto público por parte del gobierno federal no se han financiado con más o mayores impuestos a las actividades económicas en general, sino con mayores ingresos petroleros. Esta situación ha llevado a que PEMEX pierda toda capacidad financiera y técnica para ejecutar proyectos que den valor agregado al petróleo que extrae, siendo hoy únicamente un exportador de materia prima, y a que tampoco tenga capacidades financieras para afrontar por su cuenta la apertura de nuevos campos en aguas profundas del Golfo de México.

    Actualmente, PEMEX produce 2.5 millones de barriles diarios, de los cuales exporta alrededor de 1.5 millones a Estados Unidos, Canadá y Europa. Otros destinos importantes del petróleo mexicano son China e India, que debido a su mayor crecimiento y desarrollo en los últimos años requieren cada vez mayores cantidades de petróleo.

    En el 2010, el 51% del total de la recaudación tributaria y el 31% de los ingresos totales del gobierno federal, fueron aportados por PEMEX. El monto transferido por PEMEX a la Secretaria de Hacienda, que se compone básicamente de pago de impuestos, derechos y aprovechamientos, ha provocado en PEMEX un déficit 80% mayor al del año 2009, dejando a la compañía petrolera con un ingreso bruto solamente 0.8% mayor al del 2009.

    Frente a este panorama, el 14 de febrero, Fluvio Ruiz, miembro del Consejo de Administración de PEMEX, envió a los medios de comunicación un informe que contenía tres propuestas para revertir esta realidad. La primera, planteaba la reducción de las exportaciones de crudo en cerca de 400 mil barriles diarios en los próximos 10 años, con el objetivo de destinarlos a la elaboración de derivados de petróleo, y relanzar la producción estatal de petroquímicos.

    La segunda propuesta planteaba que –para lograr la primera- es necesario establecer un nuevo esquema fiscal que alivie de manera gradual a la compañía de entre el 15 y 20% de la actual carga fiscal.

    La tercera propuesta presentada por Ruiz planteaba que los recursos que se dejen de captar por la disminución de las exportaciones de crudo y por la disminución de la carga fiscal, podrían ser compensados por una reforma tributaria y una política económica que fortalezca la exportación de derivados.

    El informe y las propuestas de Ruiz son un aporte a un debate impostergable sobre el actual estado de PEMEX, pues pese a que existe una tendencia decreciente de las reservas y de la producción de hidrocarburos – que obligó a suscribir recientemente los contratos integrales de servicios para atraer inversión privada-, la dependencia del presupuesto del gobierno en los ingresos petroleros sigue siendo significativa y genera impactos negativos en la petrolera estatal.

    back to top

    Sources: El Comercio (Ecuador), El Universo, La Hora, La Jornada, El Universal, El Comercio (Peru), La República (Peru), Perú 21

    ADDITIONAL ISSUES